La exposición "kiosco de pensar" hace parada en la Estación Madrid Puerta de Atocha

Logotipo de la exposición sobre el derecho a la comunicación
Los viajeros prestan atención a la actualidad del kiosco de pensar
Los visitantes dedican un minuto para contestar al formulario

Hasta el 28 de febrero se puede visitar el kiosco

CIC Batá y Adif presentan en la Estación Madrid Puerta de Atocha una exposición original sobre el derecho a la comunicación

Un kiosco de pensar, en lugar de un kiosco de prensa, permanece abierto en uno de los espacios con más concurrencia de Madrid. El vaivén continuo de personas es la tónica de una estación como la de Madrid Puerta de Atocha; las prisas, las horas de espera, los encuentros inesperados o las reuniones de trabajo también describen un escenario propicio para atender a la actualidad en el Kiosco de Pensar.  No está en venta ninguna de sus publicaciones, aunque el realismo de este kiosco singular es tal que la primera impresión es que podemos adquirir el último de los coleccionables. Con medidas y aspecto similares a las de los kioscos habituales de nuestras calles, el “kiosco de pensar” aporta otro tipo de información, muy diferente a lo que habitualmente encontramos en los kioscos de prensa.
La asociación andaluza Centro de Iniciativas para la Cooperación Batá (CIC Batá) presenta a la ciudadanía esta exposición sobre el derecho comunicación dentro del proyecto “Comunicación, inclusión y desarrollo sostenible”, que financia la AECID, produce CIPÓ Company, y que, en colaboración con Adif y su Programa Estación Abierta, se instala en el Jardín tropical de la estación Madrid Puerta de Atocha, del 22 al 28 de febrero.

Algunas portadas

La prensa deportiva nos habla del primer ciego que coronó el Everest, y las revistas de coches nos alertan de las consecuencias de la producción de agrocombustibles. La llamada ‘prensa femenina’ revelará que Ruanda es el primer país del mundo en tener más mujeres que hombres en su parlamento y las revistas económicas nos desvelarán las implicaciones de los bancos en las empresas de armas. Y así, este quiosco demostrará que se puede hacer información de calidad, noticiosa e interesante sin dejar de lado otros aspectos de la realidad que son esenciales para conocer y comprender el mundo en que vivimos.

Exposición didáctica y participativa
En el lateral del kiosco, se explica de forma sencilla cómo los medios de comunicación y la publicidad condicionan nuestras vidas, nuestros hábitos, nuestros comportamientos o “pasividades”. El objetivo es que el público “vea” con otros ojos los medios de comunicación, de forma más crítica y analítica, haciendo que la lectura, la televisión o la radio nunca más vuelva a ser la misma. Además, esta exposición recuerda al ciudadano que tiene el derecho a la comunicación para no quedarse en mero receptor pasivo. Existen mecanismos y herramientas para ejercer tal derecho, utilizando por ejemplo la figura de “defensor” del lector o de la audiencia que algunos medios de comunicación ofrecen, pero también se hace un llamamiento para ser ciudadanía activa y participativa. Además, este kiosco propone un listado de medios de comunicación, donde podemos leer contenidos con otro enfoque y tratamiento de la actualidad, centrado en las causas y no tanto en las consecuencias. Por tanto, este kiosco sugiere un listado para contrastar  la información proveniente de los medios convencionales, destacando, por ejemplo, Periodismo Humano, la Revista Pueblos, el Periódico Diagonal, Le Monde diplomatique, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias o el portal social  CanalSolidario.
Por otro lado, la interactividad de esta exposición radica en hacer al visitante partícipe, depositando en un buzón su opinión a través de un formulario. El público puede escribir el titular que le gustaría ver en el futuro o proponer recomendaciones a los medios.

A través de esta exposición didáctica y reflexiva, se pretende incorporar en la agenda pública y sobre todo hacer visible la trascendencia que tiene para nuestras libertades que nos sintamos sujetos activos del derecho a la comunicación. Para ello, es necesario educar y educarnos en esta materia de la comunicación, como pilar para la democracia. “Pretendemos presentar la comunicación como un derecho de toda la ciudadanía, un derecho frente al cual debemos situarnos de varias maneras. Una de ellas es como lectores, escuchantes y televidentes críticos, no como seguidores de la información que se da sin más”, explica Rafael Cantero, coordinador del área de Educación, Comunicación y Cultura para el desarrollo de CIC Batá. Además Cantero insiste: “Debemos ser críticos respecto a los medios, es decir, a lo que son y a lo que representan, y no contentarnos con la consigna, buscar la información en la noticia. Por eso, esta exposición plantea a la ciudadanía 20 minutos para pensar en esto y participar con sus opiniones”.

La misión y compromiso de CIC Batá están inmersos en la lucha por la inclusión social y la justicia, tanto en Andalucía, como en los países empobrecidos, en defensa de los derechos humanos y en la promoción de la solidaridad y la cultura de paz, como valores transversales, impulsando la comunicación como motor de transformación social.